El primer diente y las finanzas

¿Cuánto dejó el ratón de los dientes? ¿Para qué me alcanza? Las preguntas que surgen cuando se cae el primer diente y los niños reciben por primera vez dinero son una oportunidad para iniciar la educación financiera. Luego llegará el primer sueldo y con él una tarjeta de crédito. En la familia se ponen las bases para que el joven administre bien su economía personal.

La planificación de las finanzas personales, comprender los riesgos, el pago de intereses, el pago de los impuestos son temas que muchos no quieren dedicarle neuronas a pesar que son claves para la toma de decisiones económicas.

Los padres en casa tienen la oportunidad de poner las bases para que sus hijos comprendan lo importante que es el mundo de las finanzas, especialmente en estas épocas en que gracias a la tecnología ellos deben tomar decisiones financieras desde muy temprana edad. La tentación de comprar un juego online, por ejemplo, es grande…

La familia es una oportunidad para sembrar la importancia de una buena administración del dinero. Muchas de las medidas económicas trascendentales que deben ser tomadas dentro del hogar buscan garantizar el bienestar de los niños de la familia y a asegurar que su calidad de vida no sea afectada.

Los niños son expertos observadores que analizan cada movimiento que ocurre en su entorno, especialmente cuando se trata de la administración y manejo del dinero. Un lenguaje sencillo y claro para hablar sobre el adecuado uso del dinero es una buena forma para transmitir buenos hábitos financieros.

Gisela Raymond

Gisela Raymond

Periodista y profesora. Autora de 'Chelo, el perro del nido vacío' y 'Sin despeinarse', un libro de 14 cuentos que empezó a escribir durante su tratamiento contra el cáncer. Fue directora de contenido de la revista América Economía.

Read Previous

Nunca pares de aprender

Read Next

Isabelonga